La división deportiva de Toyota –Gazoo Racing- se responsabiliza también de la reproducción de recambios para sus modelos clásicos más míticos, como el 2000GT y los Supra A70 y A80. Con ello demuestra su interés por conservar el patrimonio de la marca.

El primer fabricante de automóviles del mundo, Toyota, dedica también recursos para conservar su historia y para facilitar mantenimiento y restauración a sus coleccionistas. Su división Gazoo Racing (garaje de competición, traducido) no sólo se ocupará a partir de ahora de fabricar y hacer correr coches de competición por todo el Mundo (Mundial de Resistencia, Mundial de Rallyes…) sino también de conservar la herencia de la marca.

Bajo el nombre de Toyota GR Heritage, se ha puesto en marcha un programa de refabricación de las piezas esenciales obsoletas, que eran imposibles de encontrar por parte de los aficionados. Lógicamente, esta producción se limita a los modelos más “coleccionables”: los deportivos.

El mítico coupé 2000GT nació en 1967 en colaboración con Yamaha. En su tiempo fue el “Ferrari japonés” y asumió toda la tecnología y el diseño de que fueron capaces. El motor de 2 litros y seis cilindros en línea era capaz de propulsarlo a 220 Km/h. Contaba con suspensiones de paralelogramos superpuestos, cuatro frenos de disco, llantas de magnesio con neumáticos radiales… y una elegante carrocería con faros escamoteables.

El Toyota 2000GT fue el “Ferrari japonés” de los ’60

Antes de su lanzamiento acometió el reto de batir una serie de récords de velocidad en circuito cerrado. A pesar de los efectos adversos de un tifón, que complicó la prueba, el Toyota 2000GT batió tres marcas mundiales: 10.000 millas, 15.000 Km y 72 horas, además de trece récords internacionales más.  Y el modelo se hizo mundialmente conocido tras aparecer en la película “Sólo se vive dos veces” de James Bond.

Entre 1967 y 1970 sólo se fabricaron 337 unidades del 2000GT, que hoy forman parte de grandes colecciones. Las nuevas piezas largo tiempo agotadas, incluyen piñonería del cambio, embrague y diferencial. Se pueden adquirir a través de cualquier concesionario de Toyota, pero sólo se venden a propietarios confirmados, para evitar el acaparamiento y la especulación.

Piezas de recambio para los Toyota Supra

En tiempos más modernos, los Toyota Supra –estos sí fabricados en grandes series y varias generaciones sucesivas hasta la actualidad- tomaron la bandera de la deportividad. Los Supra A70 y A80 de los ’80 y ’90 son ya piezas de coleccionista y sus restauraciones comenzaban a hacerse difíciles por falta de algunas piezas, tanto mecánicas como de carrocería.

Toyota GR Heritage propone un catálogo cada año más amplio de recambios, añadiendo recientemente piezas desaparecidas, como manecillas de puerta, piezas de embrague y freno, paragolpes y protecciones de carrocería, emblemas, brazos de suspensión… La fabricación es limitada y Toyota abre un periodo de venta en su web https://toyotagazooracing.com/gr/heritage/ hasta terminar existencias de cada una.  Pueden adquirirse tanto en Asia, como en Europa o EEUU.