Tour Auto Optic 2000

El Tour Auto francés ha vuelto a celebrarse este año aunque en una fecha poco habitual, a comienzos de septiembre, debido a las restricciones del Covid-19. Sus cinco etapas han llevado a su museo rodante, compuesto por 230 coches clásicos, desde París hasta Niza, visitando cuatro circuitos y disputando diez pruebas especiales de carretera.

Tour Auto Optic 2000

Peter Auto, el principal organizador europeo de pruebas para vehículos clásicos, tuvo que retrasar de abril a septiembre su Tour Auto Optic 2000 debidos a las restricciones de movilidad debidas a la pandemia. Finalmente, la prueba se ha celebrado con un “completo” en las inscripciones y –como siempre- contando con coches extraordinarios procedentes de coleccionistas privados, algunos únicos y de valor incalculable.

Salida del Tour Auto desde el”Grand Palais Ephémere”

Un verdadero “museo al aire libre” que ha recorrido en cinco etapas la distancia entre París y Niza (este año tocaba terminar en la costa mediterránea). Muchos kilómetros de enlace entre paisajes maravillosos, jalonados por una decena de tramos cronometrados de rallye y carreras en cuatro circuitos míticos: Dijon-Prenois, Bresse, Ledenon y Paul Ricard. Los finales de etapa de este recorrido por el este de Francia, fueron en Beaune, Aix-les-Bains, Valence, Nimes y, finalmente, Niza.

Tour Auto Optic 2000

Los doscientos treinta participantes se reunieron en el “Grand-Palais Ephémère” situado en el Campo de Marzo parisino (el Grand Palais estaba ocupado en estas fechas) para las verificaciones y el procedimiento de salida, aunque ésta se dio –libre de tráfico- desde el Château de Courances, a las afueras de la capital, al día siguiente. Los Ferrari, Porsche, Ford, Jaguar, Alfa Romeo… abundaban como cada año, aunque la estrella era el Matra MS 650 ganador en el Tour Auto a comienzos de los ’70.

Dominio de los Shelby Cobra este año

El 30º Tour Auto hizo su primer alto en el circuito de Dijon, donde ganó el Matra pese a la competencia del único Ford GT40 presente este año y de los Porsche 906 y 911. Tras pernoctar en la medieval “ciudad hospitalaria” de Beaune, la caravana continuó rumbo sur, con una prueba especial disputada en el histórico circuito de Bresse, antes de cruzar las montañas de Les Oyonnax. La etapa terminaría en la populosa ciudad-balneario de Aix-les Bains, frente al lago Le Bourget.

Tour Auto Optic 2000

Con triunfo del Ford GT40 en la etapa, perseguido por dos Shelby Cobra, parecía que la marca americana tenía bajo control este Tour Auto 2021 en categoría Competición. Porque también hay otra muy nutrida de Regularidad, mandada tras las dos primeras etapas por un popular Renault Gordini.

Eliminación de uno de los favoritos

En esta edición del Tour Auto se recorrió a fondo la región de Auvergne-Rhône-Alpes, ya que tardó dos jornadas en abandonarla. Una región muy montañosa, con espectaculares puertos como el paso del Epine, cruzando junto a lagos y pequeñas poblaciones rurales. La tercera fue la etapa más larga del rallye, con más de 460 Km recorridos en un día y con pruebas especiales en carretera de alta montaña.

Tour Auto Optic 2000

Antes de pernoctar en la ciudad de Valence, los supervivientes debieron superar carreteras muy viradas, donde los Prototipos de circuito tenían más dificultades para girar en las curvas más cerradas. Los dos Shelby Cobra se estaban jugando la victoria por escasos segundos… hasta que uno de los dos se salió de la carretera y tuvo que abandonar. En Regularidad había una batalla similar, con un Ferrari 275 GTB y un MGB empatados en cabeza de la clasificación.

Paso obligado por la “Arena” romana de Nimes

La penúltima etapa dejaba Valence al amanecer con 310 Km por delante, incluyendo carreras en el circuito de Ledenon, tras pasar por la Abadía de Bouchet, uno de los muchos monumentos que acogen a los participantes del Tour Auto durante el recorrido para las comidas. Para complicar las cosas, la lluvia hizo acto de aparición. Lo que no impidió a dos de los pilotos notorios –Ari Vatanen y Francois Chatriot- realizar toda una exhibición sobre el asfalto mojado con su BMW.

Tour Auto Optic 2000

La célebre “Arena” de Nimes (el anfiteatro romano) sirvió de marco para el “parque cerrado” del Tour Auto antes de iniciar su última etapa en dirección a Niza. Las clasificaciones seguían abiertas, aunque el Cobra superviviente dominaba en Competición y el Ferrari 375 en Regularidad. Pero el Matra, un Porsche 911 y un Alfa GTAM aún luchaban a brazo partido por los puestos de honor.

Un final disputado

Y aún faltaban las carreras en el circuito Paul RIcard, junto a Marsella y luego recorrer los bonitos paisajes de la región de Fayence antes de enfilar la “Promenade des Anglais” de la capital de la Costa Azul. En este 30º aniversario del Tour Auto Histórico, Christophe Van Riet y Eric Werner, con su Shelby Cobra 289 ganaron en categoría Competición. Pero en Regularidad, fueron Marc y Thomas Jay, con un Lancia Fulvia 1600 HF, quienes se hicieron con el triunfo final.

Galería del Tour Auto 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.