La mítica marca BRM ha hecho renacer su mítico P15 V16 de los años ’50 en la conmemoración de su 70 Aniversario. Serán tres unidades –correspondientes a tres números de chasis nunca fabricados- idénticas al original y basadas en sus planos de la época procedentes de los archivos de BRM.

La recreación de tres nuevos ejemplares del BRM P15 V16 –del que quedaba una sola unidad original y con el motor gripado- ha sido posible tras el descubrimiento de tres números de chasis asignados al equipo para su temporada de Fórmula 1 de 1950. Nunca fueron construidos cuando la normativa de Fórmula 1 cambió. El único P15 que se conserva dotado del increíble motor V16, lo tiene roto desde una exhibición en 1999.

Hall & Hall acometió el reto de recrear el P15 V16

Fue en Silverstone Classic, cuando uno de sus pilotos originales, José Froilán González (que contaba ya con 77 años) falló un cambio y “pasó de vueltas” el motor. Reconstruirlo era posible, pero como ejemplar único, era demasiado arriesgado sacarlo de nuevo a la pista. Los restauradores Rick y Rob Hall (de Hall & Hall) decidieron pasar a la acción y construir de cero las tres unidades que nunca se hicieron en 1950, con la ayuda de John Owen (el hijo del fundador de BRM) y el sostén económico del millonario coleccionista y fabricante de relojes, Richard Mille.

 

 

Los archivos de la marca británica se abrieron para ellos, descubriendo los planos y descripciones técnicas de 36.000 piezas, entre motor y chasis. Tardaron dos años en manufacturarlas todas, muchas de ellas a mano. La refabricación del complejo motor V16 fue todo un reto, ya que sólo tenía litro y medio de cilindrada. Sobrealimentado con un compresor volumétrico alcanzaba 600 CV de potencia a 12.000 rpm, emitiendo un agudo sonido por los escapes.

BRM V16: 1.500 cc y 600 CV a 12.000 rpm

El nuevo V16 (compuesto por 4.000 piezas) fue puesto a punto en el banco de pruebas de la RAF en Folkingham, exactamente donde lo hizo el motor auténtico en los ‘50. Sin querer exprimir su máxima potencia, obtuvieron 550 CV  a 10.000 rpm, más que suficientes para superar todos los límites de decibelios permitidos en Inglaterra. Un sonido que no se había escuchado desde hacía más de treinta años.

Hall & Hall construyó también el resto del monoplaza P15 siguiendo las detalladas instrucciones de los 20.000 planos originales, cuidadosamente escaneados por Nick Owen, uno de los nietos de Sir Alfred. Los monoplazas se han fabricado siguiendo las normas de la FIA y pueden competir en carreras históricas como auténticos, ya que portan los números de chasis reconocidos por la marca para su equipo oficial de 1950. Vetados de la naciente F1 ese año, finalmente corrieron en Fórmula Libre.

Fangio y González pilotaron el BRM V16

Pilotos de renombre, como Juan Manuel Fangio o su compatriota, José Froilán González, lograron muchos triunfos a su volante. John Owen, hijo del fundador, aún recordaba su increíble sonido, oído cuando aún era un niño. Y ha sido el primero en recibir la versión “siglo XXI” del P15 V16 de Hall & Hall, que se efectuó durante el Goodwood Revival. La segunda unidad ha sido destinada a Richard Mille, que ya contaba en su colección –la mejor del mundo de BRM – con un P15 V16 original recién restaurado, con un rarísimo P30 V16 Mk2 o con un P115 H16 de Fórmula 1. Y aún queda un tercero por vender…

Galería BRM P15 V16

Comments (01)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.