Nogaro Classics

Peter Auto es el organizador internacional de competiciones clásicas más importante de Europa. Lo ha demostrado una vez más reuniendo un gran plantel de coches  para sus varias categorías, que abarcan desde los años ’40 a los ’90. El fin de semana de Nogaro Classics estaba integrado en su calendario 2021, que recupera por fin las carreras tras un año de escasa actividad a causa de la pandemia.

El circuito Paul Armagnac de Nogaro, situado junto a los Pirineos, a escasa distancia de la frontera española, es uno de los más antiguos de Francia. En su pasado acogió grandes competiciones internacionales, aunque ha perdido su gloria en las últimas décadas. Peter Auto lo ha visitado a menudo con el Tour de France Automobile, pero no lo había cerrado para disputar un fin de semana de carreras desde los tiempos de las Series BPR de Gran Turismo en 1996.

Hoy algunos de los GT que compitieron entonces pueden participar ya en las categorías históricas de Peter Auto, basadas en los coches de Turismos, Gran Turismo y Sport-Prototipos que reinaron en las carreras de Resistencia de los años ’50 a ’90. El programa lo abrió el “Greatest’s Trophy” para GT y Sport de los ’50/60, con un gran duelo entre los dos Bizzarrini presentes. Sin embargo, la primera carrera la ganó un Ferrari 250 GT SWB… antes de ser descalificado por no hacer su obligatoria parada en boxes! En la segunda manga, los dos Bizzarrini consumaron el doblete.

Gran Turismo y Sport-Prototipos de los ’50 y ’60

Los Gran Turismo más modernos se alinearon en la categoría “Endurance Racing Legends”. Allí había multitud de Porsche 911, en versiones GT2, GT2 Evo, GT3 RS y RSR, además de otros contendientes de su época, como los Dodge Viper GTS/R. Tras el dominio de los coches americanos, su falta de fiabilidad dejó la victoria a un indestructible Porsche 911 GT2.

Nogaro Classics

Las mayores joyas del fin de semana se agrupaban en la “Sixties’ Endurance”, hogar de los Gran Turismo de los años ’60, cuando el título Mundial de Marcas fue suyo: Jaguar E Type, Lotus Elan, Shelby Cobra, TVR Griffit… Las carreras son más largas, con dos pilotos por coche y relevo en boxes. La carrera tuvo presencia del Safety Car, múltiples incidentes y cambio de posiciones en el podio. Esta vez los espectadores tuvieron prohibido acudir a Nogaro, más que en número limitado y al volante de sus propios coches clásicos.

Los Turismos Gr.2, cada vez mejores

Los Turismos han sido la categoría que más recientemente se ha incorporado a los eventos de Peter Auto, pero pronto ha crecido su inscripción y el nivel de los coches. A los Ford Escort y BMW 635 del principio se han sumado ahora máquinas hiperpotentes, como los BMW 3.0 CSL, Ford Capri RS o Ford Mustang V8… junto a los pequeños Mini-Cooper. Además, la lluvia volvió la pista muy deslizante para estos coches de tantos caballos, propiciando las salidas de pista y las averías eléctricas.  

Nogaro Classics

En los programas de Peter Auto también hay sitio para las glorias –algunas de altísimo valor- que quieren competir sin riesgo. Ellas están encuadradas en los “Fifties’ Legends”, donde los riesgos de colisión se minimizan… aunque algunos sí luchan por ganar. El duelo entre un Austin Healey 3000 y un Mini-Cooper S fue como David contra Goliat, con triunfo final del más potente.

Classic Endurance Racing en Nogaro

La Clase más tradicional de Peter Auto es la “Classic Endurance Racing”, donde compiten -muy en serio- Sport-Prototipos y GT de los años ‘60/70, como en Le Mans de aquella época famosa. Tras un año de inactividad, se apreció una gran falta de fiabilidad en los coches, que necesitan estar operativos para ser eficaces. Pese a las roturas y abandonos, los ágiles y ligeros “Sport 2 Litros” se llevaron la victoria: un TOJ, un Cheetah y un Lola en las tres primeras posiciones.     

Nogaro Classics

Galería