Acaba de fallecer, a los 88 años de edad, el piloto siciliano más legendario: Nino Vaccarella. Fue piloto de Resistencia y F1, oficial de Ferrari y Alfa Romeo. Retirado de la competición en 1975, tenía en su palmarés una victoria en las 24 Horas de Le Mans y en las 12 Horas de Sebring y tres en la Targa Florio siciliana, donde era maestro y director de un colegio.

Aún pueden verse pintadas en las carreteras sicilianas con la doble “V” (Vaccarella Vince”), porque Nino Vaccarella era un héroe local, además de uno de los más rápidos pilotos de Resistencia de los años ’60 y ’70. Heredó de su padre un colegio privado, donde ejerció de maestro durante décadas. Pero su afición desde muy joven era el automovilismo, a lo que se dedicó sólo a tiempo parcial… mientras se lo permitían sus clases.

Vaccarella fue el rey de la Targa Florio

Nino ha pasado a la historia –sobre todo- por sus participaciones en la Targa Florio. Como habitante de la isla de Sicilia, se conocía perfectamente sus carreteras. No hay que olvidar que la Targa Florio se disputaba en aquellos años en el “Piccolo” circuito de las Madione, compuesto por ¡72 Km! de vías públicas cerradas al tráfico ese día. Y Vaccarella siempre era candidato a la victoria. Ganó la prueba tres veces: con Ferrari en 1965 y con Alfa Romeo en 1971 y 1975.

Pero no sólo era un piloto local. Sus primeras actuaciones al volante de sus propios coches llamaron la atención del Conde Volpi, patrón de la potente “Scudería Serenísima”, que lo fichó inmediatamente. Con la Scudería veneciana debutó en Fórmula 1, disputando sólo cuatro Grandes Premios en su carrera: tres G.P. de Italia en 1961 (De Tomaso), 1962 (Lotus) y 1965 (Ferrari) más el G.P. de Alemania de 1963 con Porsche.

Piloto oficial de Ferrari y Alfa Romeo en Resistencia

Pero sin duda, su especialidad era la Resistencia. De Serenísima pasó a ser piloto oficial de Ferrari en 1964, integrándose en el victorioso equipo del Mundial de Marcas. Con Scarfiotti ganó los 1.000 Km del Nürburgring y con Guichet las 24 Horas de Le Mans, siempre con el Ferrari 275P, y colaboró activamente al título mundial y a la derrota de Ford esa temporada. Y al año siguiente, con el mismo coche, venció su primera Targa Florio en compañía de Bandini.

Pero Vaccarella abandonó Ferrari en 1968 para incorporarse al nuevo proyecto de Alfa Romeo con los Tipo 33 Sport-Prototipo y también corrió para Matra. Pero volvió a Ferrari en 1970, ganando las 12 Horas de Sebring junto a Giunti y Andretti con el potentísimo 512S, logrando esa temporada varios podios en otras carreras del Mundial. En 1971 se alineó como refuerzo en Le Mans al Ferrari 512M de la Escudería Montjuich, junto a José María Juncadella. Durante la noche, el Ferrari español se colocó primero, delante del Porsche de los futuros ganadores, pero la transmisión cedió de madrugada.

Con Alfa Romeo sumó dos victorias más en la Targa Florio

De vuelta a Alfa Romeo, logró con la marca de Arese dos victorias más en “su” Targa Florio: en 1971 y en 1975, en compañía de Hezemans y Merzario, respectivamente. Además otros puestos de podio en el Mundial de Marcas con los sucesivos Alfa Romeo 33/3 y 33 TT12. Tras su última victoria en la Targa, decidió colgar el casco y continuar con sus funciones docentes en el colegio de Sicilia. Piloto mítico en su tierra y siempre cercano a la competición, acaba de fallecer a los 88 años en su tierra natal.

Galería Nino Vaccarella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.