Super 3 es el nuevo Morgan de tres ruedas que sustituye al mítico “Three-wheeler”, fabricado desde 1909 hasta 2021. Un concepto totalmente actualizado, con chasis monocasco de aluminio y suspensiones de F1, pero con diseño “vintage” y conservando su forma de triciclo. Un coche de ocio absolutamente único, a caballo entre la motocicleta y el automóvil.

Morgan quiere reinventarse actualizando sus productos más tradicionales. Y nada más “Morgan” que el Three-wheeler, el primer automóvil producido por HFS Morgan en 1909. Hasta 1932 este triciclo de doble rueda delantera iba propulsado por un motor de motocicleta en “V” situado delante del eje frontal, casi como un avión de la época sin hélice ni alas. Desde 1932, Ford suministró un motor de cuatro cilindros convencional, situado bajo el capó. La producción se mantuvo hasta 1952, cuando cayó la demanda.

El Morgan Super 3 es la interpretación del Siglo XXI

En 2011, Morgan volvió a fabricar un Three-wheeler con motor bicilíndrico en “V” para su clientela más nostálgica, que se ha mantenido en catálogo hasta el año pasado. Ahora lo sustituye por el “Super 3”, el mismo concepto pero con óptica del siglo XXI. En su nuevo nombre reúne la palabra “Súper” –generalmente asociada al Superseven de Lotus- y “3” por sus tres ruedas. Eso significa que es un coche deportivo, de ocio, único, ligero y característico, digno heredero del legendario Three-wheeler que dio fama y fortuna a Morgan.

El moderno Super 3 está construido alrededor de una bañera/carrocería monocasco de aluminio, cuyos elementos van pegados entre sí, sin soldadura. Es el primer chasis de este tipo fabricado por la marca y proporciona una gran rigidez y seguridad a los dos ocupantes. Ford proporciona de nuevo el motor, que ahora sólo tiene tres cilindros y proviene de su gama de coches pequeños; este 1,5 litros atmosférico de 118 CV va acoplado a la caja de cambios del Mazda MX5.

Transmisión Morgan a una sola rueda

La transmisión a la única rueda trasera se realiza a través de una correa dentada reforzada con fibra de carbono. Avon ha desarrollado neumáticos especiales para el Super 3. El trasero motriz es más convencional, pero los dos delanteros van montados sobre llantas de 20 pulgadas y tienen un gran “balón” (perfil) para ajustarse a la especial conducción del coche. La suspensión delantera es de tipo “pull-rod” (tirante) como en la Fórmula 1, despejando de muelles y amortiguadores el frontal del pequeño vehículo.

Esto ha permitido situar los dos radiadores a los lados del motor, en pontones como en un monoplaza de carreras, sin mermar la línea aerodinámica del Super 3. Los pequeños deflectores de plástico que protegen a los ocupantes rematan el aspecto “aeronáutico” o “Racing-vintage” del nuevo Morgan. Porque también se ha buscado que el cochecito tenga caracteres muy diferentes, para adaptarse a la personalidad de su dueño.

El Morgan Super 3 es absolutamente personalizable

La carrocería está plena de pequeños soportes denominados “accessory rails”, sobre los que se pueden sujetar todos los accesorios inimaginables. Hay bolsas y maletas colgados sobre los costados, un portamaletas trasero (también hay uno interior), una capota de emergencia… Hay hasta 200 accesorios diferentes, que se anclan y desanclan con rapidez y seguridad. El habitáculo cuenta con instrumentación digital, calefacción y las mayores comodidades posibles para ser un “roadster”.

Con un peso total de sólo 635 Kg y unas dimensiones de 3,5 m de largo, 1,8 de ancho y apenas un metro de altura, el Morgan Super 3 es muy estable y rápido… aunque sólo tenga una rueda trasera. Puede alcanzar 209 Km/h y acelerar de 0 a 100 en 7 segundos! Su precio en Gran Bretaña alcanza las 41.995 Libras esterlinas (más de 50.500 euros), aunque sus incondicionales no dejarán de comprarlo por ese motivo…

Galería Morgan Super 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.