No se localizan frecuentemente coches perdidos hace setenta años. En esta ocasión ha aparecido el molde de la carrocería original del BRM P15 V16 de Grand Prix de 1949. Almacenado desde entonces en el trastero de la casa de un empleado, ahora permitirá reproducirla de nuevo en aluminio sin el mínimo error. Así se recreará el primer Fórmula 1 británico.

 

Hay historias que es difícil creérselas. La famosa marca deportiva británica BRM está haciendo renacer sus primeros monoplazas de Fórmula 1. Hace unos meses presentaban la primera unidad del famoso V16, rehecho “desde cero” –motor incluido- a partir de los planos originales guardados en los archivos de BRM. Allí se encontraron (también casualmente) tres números de chasis adjudicados al proyecto y nunca fabricados. Esto ha permitido “legalizar” su refabricación y conservar su valor de originalidad.

La carrocería original del BRM P15 V16 de 1949

Ahora ha reaparecido el bastidor de madera original que sirvió de molde para la primera versión de carrocería. El monoplaza fue presentado con ella el 15 de diciembre de 1949 en las instalaciones de BRM en el aeródromo de Folkingham. Y así corrió su primera carrera en el circuito de Goodwood al año siguiente. Posteriormente, fue muy modificada para mejorar la refrigeración y las prestaciones, por lo que el molde original no volvió a usarse.

George Gray, el operario que lo construyó, acabó llevándoselo a su casa. Y lo almacenó en el altillo de su vivienda flotante durante siete décadas. “Milagrosamente” ha aparecido como nuevo justo ahora, cuando el millonario Richard Mille y la propia familia Owen (descendientes del fundador de BRM) están en proceso de refabricación y venta de los coches perdidos de la marca. Aunque el propietario no quería cederlo, finalmente han llegado a un acuerdo para su recuperación.

Encontrado el molde de carrocería del P15

Este molde original permite recrear aquella primera carrocería de 1949. “Ahora tendremos la oportunidad de producir el primer Fórmula 1 británico con sus proporciones y especificaciones originales” afirma Paul Owen, nieto del fundador de BRM, Sir Alfred Owen. Mucho más puro de líneas que la versión que corrió posteriormente, este primer P15 V16 Mk1 permitirá recuperar todas las versiones que existieron.

Para Hall & Hall, el restaurador que está detrás del proceso constructivo, esta “aparición” le facilitará carrozar el chasis V de la serie, que ya se ha pedido Richard Mille para su colección (la mejor sobre BRM en el mundo). Otra unidad será para la familia Owen, mientras la tercera está aún a la venta. Sobre el bastidor de madera se puede batir con martillo la chapa de aluminio por el método tradicional, tal y como se hacía en los años ’40 y ’50. Eso garantiza las proporciones exactas. Aunque este descubrimiento tan “oportuno” y lucrativo está despertando más de una suspicacia entre los eruditos de la marca.

Galería BRM P15 V16 Mk1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.