Creada en 1921 por Wilhelm y Karl Maybach, la marca alemana de gran lujo desapareció tras la Guerra Mundial y fue rescatada por Mercedes en 2002, representando ahora la máxima excelencia de Mercedes-Benz.

La presentación del W 3 -el primer automóvil producido en serie por la empresa Maybach Motorenbau GmbH- en septiembre de 1921 marcó, al mismo tiempo, el nacimiento de una leyenda. Desde el sistema de frenos a las cuatro ruedas (fue el primer automóvil alemán equipado con esta función), la transmisión planetaria sin palanca de cambios y el elástico y potente motor de seis cilindros (que permitía cubrir el rango completo de velocidad con una sola marcha), hasta los suntuosos acabados en madera y cuero… El automóvil, una obra de arte sobre ruedas, cautivó de inmediato al público.

 «Presentar lo mejor de lo mejor»: así rezaba el ideario de la empresa creada por Karl Maybach y su padre Wilhelm en la fecha de lanzamiento del Maybach 22/70 HP W 3, hace ahora un siglo. Este estreno fue la semilla de una tradición que culmina en la actual “Mercedes-Maybach”, una de las marcas de automóviles más singular y exclusiva de nuestros días.

La filosofía expresada por aquel lema en el Salón del Automóvil de Berlín de 1921 ha seguido siendo el núcleo de la marca hasta hoy. A lo largo de muchas décadas miembros de la realeza, líderes mundiales, estrellas del cine y del deporte han viajado a bordo de vehículos Mercedes-Maybach, y la M doble de su emblema se ha convertido en sinónimo de innovación técnica y lujo sofisticado llevados hasta el extremo. 

Maybach es sello y credencial de la pasión y el poder creativo. Las palabras pronunciadas entonces por Maybach encierran hoy en día un doble significado: no solo los «mejores» productos, sino también lo «mejor» de la sociedad.

Daimler adquirió la empresa Maybach Motorenbau GmbH en 1961 e inauguró en 2002 una nueva era con la presentación del Maybach 62. Coincidiendo con la celebración del primer centenario de la marca, Mercedes-Maybach ha presentado dos nuevos modelos. Se trata de la Clase S, más que nunca un exponente del lujo en la automoción gracias a sus numerosas innovaciones digitales y a sus especificaciones técnicas, y el GLS SUV, que define un nuevo estándar de calidad y concepción avanzada en el sector de los SUV.

Durante el diseño de cada vehículo de esta marca nada se deja al azar. En la actualidad, Mercedes-Maybach se encuentra en una fase avanzada de desarrollo de la siguiente y única experiencia de conducción, sin igual en el mercado: su primer vehículo con propulsión exclusivamente eléctrica, el coupé Mercedes-Maybach 6.

“Mercedes-Maybach marca el culmen de la excelencia automovilística de Mercedes-Benz  -comenta Britta Seeger, responsable de Marketing y Ventas en Mercedes-Benz AG- los clientes de Maybach buscan algo especial y nuestra aspiración es superar esas expectativas. Combinando nuestro exclusivo programa de atención al cliente, con la perfección y la tecnología de vanguardia de Mercedes-Benz y la exclusividad de Maybach, invitamos a nuestros clientes a una experiencia de lujo sofisticada y única”.

El lujo, sin embargo, no es siempre algo tangible. Mercedes-Maybach es una marca creativa por naturaleza, y toma parte continuamente en debates culturales de actualidad que, en último término, constituyen un impulso para su creatividad. Con ocasión del centenario de la presentación del primer automóvil Maybach en 2021 tendrán lugar numerosas iniciativas que reflejan y celebran este espíritu.