El Salón del Automóvil de Ginebra de 1967 fue testigo del lanzamiento del primer Gran Turismo de la historia: el Maserati A6 1500. Un modelo con espíritu revolucionario, precursor de una clase de coches que no se habían visto antes: los Gran Turismo. Un tipo de automóvil de alto rendimiento, adecuado para largas distancias y viajes cómodos.

 

 

Acogido con entusiasmo tanto por los profesionales como por el público, el Tipo A6 representó el primer paso de una historia que ha visto cómo Maserati ha renovado la tecnología y el diseño. Pero el A6 1500 se remonta a 1941 y al diseño de un Turismo dotado de motor con culata fija y doble árbol de levas. Debía ser el sucesor del 6CM, pero revisado para mover un “Gran Turismo”. El resultado fue un excelente motor que desarrollaba una potencia de 65 CV y era capaz de alcanzar los 150 km/h de velocidad máxima. Utilizaba un único carburador Weber 36DCR.

El Maserati A6 fue el primer Gran Turismo

El proyecto se denominó oficialmente “A6”  (la A por ‘Alfieri’ y el 6 por el número de cilindros) y fue presentado en el Salón de Ginebra de 1947.  El proyecto se denominó A6, la A por ‘Alfieri’ y el 6 por el número de cilindros. El bastidor montaba una suspensión delantera independiente, con trapecios oscilantes y resortes helicoidales, un eje rígido con ballestas en la parte trasera, frenos de accionamiento hidráulico y llantas de disco (de radios bajo pedido) de 16” de diámetro y neumáticos 5.50-16.

El primer modelo fue producido en febrero de 1947 por el taller de carrocería Pinin Farina, con característicos faros interiores retráctiles accionados mecánicamente. Sin embargo, la innovación más clara respecto al pasado fue su chasis tubular con elementos de sección redonda, para adoptar algunas de las tendencias más de moda en aquella época. Los faros retráctiles y el revolucionario chasis no fue lo único que atrajo la atención del público de Ginebra: también el techo corredizo de plexiglás y un capó que podía levantarse por ambos lados o quitarse.

La versión definitiva del Maserati A6 era diferente

La gran cantidad de elogios y reconocimientos recibidos motivó rápidamente la decisión de dar luz verde a la producción, aunque con ciertos cambios con respecto al prototipo. Entre ellos, se incluye la recuperación de unos grupos ópticos más convencionales, que iban rodeados por un marco cromado. La versión “Extra Lusso” también presentaba una parrilla nueva y más moderna, así como unas ventanas laterales más grandes.

La producción del A6 1500 Gran Turismo continuó hasta 1950, con una actualización estética en 1948. Pinin Farina también aplicaría más cambios a la carrocería, eliminando el friso en relieve del guardabarros delantero e incluyó dos asientos traseros en el habitáculo. A pesar del número relativamente limitado de unidades producidas- 58 durante 4 años- el A6 1500 supuso un hito en la historia de Maserati. En ese momento, la marca comenzó a consolidarse como fabricante de automóviles de carretera de alta calidad.

Un diseño que marcaría la historia de Maserati

La carrocería diseñada por Pinin Farina serviría de inspiración a las sucesivas generaciones de modelos de Maserati: un diseño atemporal y elegante que continúa resonando hasta el día de hoy en la gama actual y que proyectará la marca hacia el futuro. Mientras que el A6 1500 representó el comienzo de la historia de los coches de carretera de Maserati, ahora, recogiendo el testigo, el nuevo GranTurismo marcará la entrada de la marca en el mundo Full-Electric con Folgore, y encenderá la chispa de una nueva e innovadora energía.

 

Galería Maserati A6

Comments (01)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.