Jaussaud

Doble ganador de las 24 Horas de Le Mans (con Alpine-Renault y con Rondeau), vencedor del G.P. de Mónaco de Fórmula 3 y subcampeón de Europa de Fórmula 2 –entre otros triunfos- Jean-Pierre “Papy” Jaussaud nos ha dejado en julio de 2021. Tuvo una larguísima carrera deportiva, pilotando para los equipos oficiales de Matra, Alpine-Renault y Rondeau durante tres décadas.

Jean-Pierre Jaussaud formó parte de una nueva generación de pilotos de élite creada en Francia a primeros de la década de los ’60. Gracias a las becas deportivas y a las fórmulas de promoción salieron pilotos de la talla de Jean-Pierre Beltoise, Henri Pescarolo, François Cevert o Jean-Pierre Jabouille. Muchos de ellos llegaron a la Fórmula 1 y triunfaron en ella y en otras disciplinas, como la Resistencia.

Jaussaud

Jaussaud ganó el prestigioso “Volante Shell” en 1963, que le aportó su primer patrocinio para seguir ascendiendo peldaños. Matra, la marca francesa por excelencia, lo fichó enseguida para sus múltiples proyectos deportivos, de monoplazas a Sport-Prototipos. Jean-Pierre debutó en las 24 Horas de Le Mans, pero tuvo dos abandonos seguidos en 1966 y 1967. Su carrera se centró más en los monoplazas: Matra quería llegar –y llegó- a la Fórmula 1 con sus propios monoplazas al final de la década.

Jaussaud ganador del G.P. de Mónaco de F-3

Pilotando un Fórmula 3, Jaussaud ganó en 1968 el prestigioso Gran Premio de Mónaco de la especialidad (que normalmente catapultaba a su vencedor hacia la Fórmula 1) y también el Campeonato de Francia de 1970. Al año siguiente saltó a la Fórmula 2, donde se proclamó subcampeón europeo en 1972. Quizá por edad o por la gran competencia con otros pilotos de su generación, nunca triunfó en la categoría reina.

Jean-Pierre Jaussaud

Con todo, Matra contó con él para su triunfal programa en las 24 Horas de Le Mans, terminando en tercera posición en 1973 en compañía de Jabouille. Considerado como piloto rápido y seguro, fue fichado por el equipo Gulf-Mirage en 1975, terminando de nuevo tercero en compañía de Schuppan. Francés hasta la médula, Jaussaud se incorporó al año siguiente al nuevo equipo “Inaltera” del artesano Jean Rondeau.

Un especialista en las 24 Horas de Le Mans

Retirada Matra de la competición automovilística, tomó su relevo Alpine-Renault. Y Jaussaud formó parte de su élite de pilotos desde 1977. Costó ganar a Porsche, pero finalmente –en 1978- el Alpine A442B turbo de la pareja Didier Pironi y Jean-Pierre Jaussaud logró la victoria en Le Mans para el constructor francés. Su coche no fue el más rápido, pero sí el mejor conducido, derrotando a los Porsche 936.

Jean-Pierre Jaussaud

Retirada Alpine, se reincorporó a la aventura del constructor privado Jean Rondeau. La edición de 1980 fue especialmente dura a causa de la lluvia. El ligero Rondeau-Ford M 379B, que compartía con el mismo piloto-constructor, salió vencedor de un largo duelo con el Porsche pilotado por Jacky Ickx y Reinhold Joest. Y eso que tuvo un tremendo susto a 45 minutos del final, cuando Jaussaud dio un trompo sobre la pista mojada y caló el motor… ¡que tardó tres interminables intentos en arrancar de nuevo!

Jaussaud, doble ganador en Le Mans

Durante su dilatada carrera deportiva disputó trece veces las 24 Horas de Le Mans entre 1966 y 1983, once de ellas sobre monturas francesas, logrando dos victorias absolutas y varios podios. Apodado “Papy” por su envejecido aspecto, así como por su edad (ya había cumplido los 40 cuando consiguió su primera victoria), fue un piloto francés de los pies a la cabeza. Su carrera se prolongó durante más años en carreras de Turismos “Superproduction” antes de su retirada en 1983. Siempre estuvo ligado a Renault para el desarrollo y puesta a punto de sus coches de competición hasta hace pocos años. Ha fallecido a los 84 años de edad de un ataque al corazón, mientras participaba en un homenaje en Le Mans a Alpine-Renault.

Jean-Pierre Jaussaud

GALERÍA