Pocos acontecimientos “vintage” hay en Europa como el Goodwood Revival. Una suma de carreras clásicas con coches únicos, un espectáculo aéreo, un “picknic” británico, una fiesta de trajes de época… es como trasladarse en el tiempo. Sin duda, uno –si no el mejor- evento clásico del calendario.

El circuito de Goodwood, en el corazón de la campiña inglesa de Sussex, nació de un aeródromo militar de la II Guerra Mundial. Por eso la ligazón entre coches y aviones está siempre presente en el –probablemente- evento clásico más bonito de Europa. No hay que confundir el Revival con el Goodwood Festival of Speed, que se celebra en primavera en los jardines de la “manor house” de Lord March, situada en la misma finca. Allí el espectáculo es totalmente diferente.

De aeródromo militar a circuito de carreras

El Goodwood Revival se centra en el circuito, nacido en años posteriores a la Guerra Mundial y en activo hasta mediados de los ’60. Posteriormente ha sido reconstruido tal como era, con todo su ambiente y edificios “retro”, y es la base de éste y otros eventos menores para clásicos durante el año. Pero, sin duda, el “Revival” es la guinda del pastel.

Para participar en cualquiera de la quincena de carreras programadas en el programa hay que ser invitado personalmente por la organización. Todos los coches –desde los Mini a los Fórmula 1- son lo mejor de lo mejor. También acuden pilotos de Fórmula 1, de Resistencia y de otras disciplinas de primer orden (como Jenson Button, Neel Jani, Jochen Mass, David Brabham, Jean-Eric Vergne, Martin Brundle, Romain Dumas, Andre Lotterer o Emanuele Pirro). Y a correr de verdad, no a pasearse.

Coches increíbles y aviones en movimiento

La zona del aeródromo se cubre de aviones de todas las épocas que hacen exhibiciones y un Concurso de Elegancia. Este año un hangar exhibía un Spitfire preparado para dar paseos aéreos y ¡hasta tenía precio de 5.000 Libras! Realmente era una publicidad de los años ’40 en la que se pedía la contribución popular para fabricar más unidades. ¡Ahora valen muchísimo más!

Fallecido este mismo año, sir Stirling Moss fue honrado una vez más en Goodwood reuniendo gran parte de los coches que pilotó durante treinta años: había más de 60. Varios de ellos rodaron en pista en diversas carreras. Entre ellos estaba el Mercedes 300 SLR vencedor de las Mille Miglia en 1955, el F-1 Ferguson-Climax P99 de tracción total o el Ferrari 250 GT SWB con el que ganó en Goodwood a principios de los ’60.

BRM, la marca británica

Otro homenaje fue a BRM, una de las marcas británicas más famosas y –desgraciadamente- hoy desaparecida. Nacida hace 70 años, inició su palmarés con el GP de Holanda de 1959 y se proclamó Campeona del Mundo de F1 con Graham Hill en 1962. Su carrera deportiva se prolongó hasta finales de los ’70 con más victorias y coches legendarios, como el increíble H16 o el monstruoso P-154 de la CanAm. Dan Gurney, Jackie Stewart o Niki Lauda también pilotaron para BRM.

Goodwood Revival 2021

Aunque las restricciones del Covid-19 han restado mucho público este año, se han mantenido las tradiciones: los espectadores deben ir vestidos de época (desde los años ’30 a los ’60) para poder acceder al paddock. Otro espectáculo en sí. Además, en esta edición se celebró el 75 aniversario del “Desfile de la Victoria” realizado en 1946 tras la II Guerra Mundial, con más de 150 vehículos militares de entonces por la pista.

Goodwood es la tradición británica

Goodwood Revival es un espectáculo para no perderse. Un ejemplo de cómo los británicos viven con orgullo sus tradiciones y su historia. Y una forma única de ver en movimiento –aún más, en competición- coches de precio incalculable tomando riesgos como en sus mejores tiempos. Algo que no puede presenciarse más que en Inglaterra.  

Galería Goodwood Revival

Comments (02)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.