El Goodwood Revival ha tenido tanto éxito, que el circuito británico se abre cada año a más eventos. En este caso al “Members’ Meeting” reservado a los socios del Goodwood Road Racing Club, seguidores e invitados. Unas carreras más “íntimas” pero igualmente espectaculares, con coches únicos.

Desplazado de la primavera al otoño a causa de la pandemia del Covid-19, el 78º Members’ Meeting de Goodwood reunió a decenas de miles de aficionados en el clásico circuito situado en West Sussex. El cambio de fecha no mejoró el clima británico, siempre acompañado de la lluvia y el viento, lo que complica cada año las carreras en pista, sobre todo en un trazado tan rápido.

Exclusivo para miembros del GRRC

La variedad de automóviles era total: desde un Mercedes 60HP de 1903 hasta el moderno hypercar T.50 diseñado por el ingeniero de F1 Gordon Murray. La variedad de categorías es enorme y se pueden ver en acción “muscle-cars” norteamericanos de los ’60, primitivos F3 de 500 cc de la posguerra, biplazas de Gran Premio de la preguerra, motos de 500 de los ’70 y ’80 y los siempre muy populares Turismos de competición de esa misma época.

Tampoco faltaron los coches de rallye, con su propio tramo cronometrado de tierra y asfalto. Hubo una magnífica representación de coches de rallye desde 1970 hasta comienzos del 2000. El ganador pilotó un Toyota Celica GT-Four como el de Carlos Sainz. Participó el veterano campeón del mundo Stig Blomqvist, precisamente sobre un Ford Escort Cosworth del piloto español.

Una exhibición con los F1 de Ayrton Senna

Además, nunca faltan las exhibiciones. En esta ocasión se reunieron catorce unidades del rarísimo Jaguar XJR-15, produciendo una sinfonía de 168 cilindros. Esta melodía solo fue superada por el V12 del McLaren MP4/6 de Ayrton Senna, pilotado por su sobrino Bruno. En el paddock se mostraba una magnífica colección de monoplazas que pilotó en F1 el piloto brasileño: Lotus Renault 97T, Williams Cosworth FW08C… Y, justo enfrente, algunos de sus rivales, como los Brabham que diseñó Gordon Murray, incluyendo el campeón Brabham BMW BT52.

En el paddock tampoco faltaron actividades para los miles de espectadores, con juegos típicamente británicos, atracciones para los más pequeños, actuaciones musicales, verbena popular, comida y bebida típicas… para terminar con fuegos artificiales (cuando la lluvia dio un respiro!)         

Galería Goodwood Member's Meeting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.