Goodwood Festival of Speed

Tras más de un año de ausencia del calendario debido a la pandemia, el Festival of Speed de Goodwood ha vuelto a la vida a mediados de julio. Puede que no haya sido tan visitado como en ediciones anteriores, pero no ha perdido nada de su “glamour”.

Creado por Lord March en 1993, el Festival of Speed de Goodwood no había fallado hasta las restricciones debidas al Covid-19. Suspendido en 2020 y retrasado en 2021, finalmente ha abierto sus puertas a mediados de julio, cuando la pandemia ha dado un respiro en Inglaterra. El parque anexo a la “manor house” de Goodwood ha vuelto a convertirse en paddock y circuito de carreras, en tramo de rallye y en escaparate de automóviles clásicos, modernos y futuros.

Goodwood Festival of Speed

En esta edición la marca homenajeada era Lotus, creada por el legendario Colin Chapman en los años ’50 del pasado siglo, laureada en la Fórmula 1 y aún viva en la producción de deportivos de carretera. Chapman fue un innovador, un genio, que situaba la ligereza por delante de todo lo demás en sus vehículos. Por eso, la escultura conmemorativa que se levanta cada año frente al palacio era una inmensa estructura tubular, como un chasis.

El FoS 2021 estaba dedicado a la marca Lotus

A diferencia de otros años, ningún coche de la marca aparecía sobre ella. Es como si no estuviera acabada. Pero sí, lo estaba. No se ha filtrado si la razón es porque había menos presupuesto, o si la moderna Lotus no había colaborado en el esfuerzo… lo cierto es que los espectadores se quedaban atónitos ante tal “andamio” frente a la puerta principal. Lo que sí presentó Lotus en Goodwood fue su nuevo Evija Hypercar totalmente eléctrico; y también el Emira, que teóricamente será el último modelo con motor térmico de la marca.

Goodwood Festival of Speed

Quizá en esta edición no hubo tantas novedades ni tantos personajes conocidos como en otras. Tampoco ayudó el “british weather” con lluvia veraniega que hizo muy incómodo un evento al aire libre, aunque la mayor parte de los aficionados están más que acostumbrados. No faltaron pilotos de Fórmula 1, como Jackie Stewart, Emerson Fittipaldi, Damon Hill, Daniel Ricciardo… o de rallyes, como Sebastian Loeb… o ingenieros de F1, como Gordon Murray.

El “Hillclimb”, centro de actividades en Goodwood

La subida a la colina de Goodwood volvió a ser la columna principal del evento, con acción ininterrumpida durante las cuatro jornadas. Cientos de vehículos veteranos, clásicos y modernos, de calle y competición, realizaron la breve ascensión delante del público. Los coches de rallye contaban con su “special stage” de tierra en el bosquecillo norte, también con una gran participación.

Goodwood Festival of Speed

Las praderas estuvieron copadas por los diferentes paddocks, stands de las marcas, parkings VIP de grandes firmas… Allí podía verse este año una muestra de vehículos patrocinados por Martini; algunos no vistos en las últimas décadas, como la sucesión de Porsche-Martini y Lancia-Martini  de Resistencia y Rallyes. Y otra de monoplazas patrocinados por Marlboro.

Cien años del automóvil en Goodwood

Los visitantes al Goodwood Festival of Speed pudieron ver una selección muy especial de automóviles de los últimos cien años. Desde primitivos caza-records como el FIAT S76 -apodado la “Bestia de Turín” (escupiendo fuego por los escapes de su enorme motor de 28 litros y sólo cuatro cilindros) hasta el moderno Kimera EVO37, una reinterpretación del famoso Lancia 027 de rallyes en clave del siglo XXI.

Goodwood Festival of Speed

Por el circuito en cuesta desfilaron monoplazas ERA, Frazer-Nash, biplazas Spyder Porsche… y también Audis Quattro llegados del museo de la marca, los famosos Porsche 917K y 935 “Moby Dick” de los ‘70, un Jaguar XJR12 de Le Mans, monoplazas de Fórmula 1 como el Williams FW08 y un McLaren de Ayrton Senna, coches de Indianápolis, muchos Ferrari de distintas épocas y con pedigree…

Novedades 2021 de las grandes marcas

Las grandes marcas aprovecharon para presentar sus nuevos modelos que un día serán clásicos, como el Alfa Romeo Giulia GTAm, el Maserati MC20 o el Aston Martin Valkyrie. O las nuevas tecnologías aplicadas a la competición, como el “Mission H24” de hidrógeno destinado a las 24 Horas de Le Mans. Goodwood ya ha comenzado a vender entradas para su “Revival” en septiembre y también para otros eventos, retomando la normalidad de su calendario.

Goodwood Festival of Speed