La mascota de marca más famosa del mundo, el Espíritu del Éxtasis de Rolls-Royce, cumple 111 años con una remodelación. Su Leyenda apenas supera la tormentosa historia de su creación. Ahora, con la llegada del modelo eléctrico “Spectre”, la pequeña diosa adopta líneas más modernas y aerodinámicas, aunque pierde el diseño original de Charles Sykes.

La leyenda del “Espíritu del Éxtasis”, la diosa alada que la marca Rolls-Royce tomó como mascota desde 1911, continúa en la era electrificada del Siglo XXI con una nueva versión diseñada para el Spectre, el primer modelo eléctrico de la marca de Goodwood, y que también equiparán los Phantom, Ghost, Wraith, Dawn y Cullinan. Durante estos 111 años, la mascota esculpida por Charles Sykes ha variado en tamaño, en detalles y hasta en postura (la versión arrodillada de 1934 a 1959), pero siempre ha sido la misma figura femenina.

Una mascota de Eleanor para su Rolls-Royce

A principios del siglo XX era muy común personalizar los automóviles de lujo con mascotas de radiador (cosa que horrorizaba a Henry Royce). A John Walter Edward Douglas-Scott-Montagu, 2º Barón de Montagu de Beaulieu –protagonista de la leyenda- sí le gustaba. Tanto como su joven amante, Eleanor Velasco Thornton. De hecho, pidió a su colaborador gráfico y escultor, Charles Robinson Sykes, que le diseñase una mascota con la figura de Eleanor.

Resulta que Eleanor había llevado una vida “disipada” en su juventud, actuando como actriz y bailarina, y también posando como modelo para artistas como Sykes. Este creó para Montagu una figura femenina con el rostro de Eleanor, con el vestido al viento y un dedo en los labios a la que llamó “Susurro”, que el noble colocó inmediatamente en su Rolls-Royce Silver Ghost. Y luego en sus sucesivos modelos hasta su muerte en 1929.

Lord Montagu y Eleanor, un amor secreto

Eleanor y Montagu tuvieron una hija ilegítima en 1903, que dieron en adopción en la más absoluta discreción. Aunque la madre nunca volvió a ver a Joana, su padre se encargó de su educación y la visitó regularmente durante su vida, como su tío John. En diciembre de 1915, la pareja viajaba por el Mediterráneo en el SS Persia camino de Egipto cuando un torpedo alemán hundió el barco en apenas cinco minutos. Eleanor desapareció bajo las aguas, pero Montagu consiguió ser rescatado varios días después en un bote salvavidas y llegar a Malta.


Por su parte, Claude Johnson, director de fabricación de Rolls-Royce, convenció a los propietarios de la firma a dotar a sus coches de una mascota propia y encargó a Sykes la figura, que se registró en 1911. Este se inspiró en la “Victoria de Samotracia” del Louvre, pero también en sus bocetos de Eleanor, aunque le puso el rostro de su propia madre. Titulada “Espíritu de la Velocidad”, fue rebautizada posteriormente como “Espíritu del Éxtasis”. Sin embargo, la marca no la incluyó en sus coches –y como extra opcional- hasta 1920, cuando Sykes ganó la medalla de oro en el concurso de la mejor de mascota de automóvil del mundo, en París.

Nace el Espíritu del Éxtasis para Rolls-Royce

El propio Sykes las fabricaba personalmente con la técnica de la “cera perdida” rematándolas a mano hasta 1928, cuando fue sucedido por su hija Josephine, que continuó la labor hasta 1939. Ahora se fabrican en Southampton con la misma técnica reforzada por el diseño digital. Los moldes se llenan de acero inoxidable licuado a 1600 grados de temperatura y luego pulido en varios procesos. La remodelación actual es una figura más baja y aerodinámica, con el vestido fluyendo al viento y una postura más agresiva.

Inspirada en los bocetos originales de Sykes, ha sido creada por el ordenador de diseño tridimensional de Rolls-Royce. Es una “diosa de la velocidad”, con un pie delante del otro, el cuerpo inclinado hacia el viento y una expresión que mira a lo lejos. Las “alas” -que nunca existieron- sigue siendo la tela del vestido inflada por el aire de la velocidad. La nueva mascota se estrenará en el nuevo Spectre eléctrico y, después, en los otros modelos de la gama Rolls-Royce.

Galería Espíritu del Éxtasis Rolls-Royce

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.