La Copa de los Alpes es un rallye de Regularidad disputado por carreteras alpinas de Italia, Austria y Suiza y organizado por la misma empresa que monta las Mille Miglia. La “Coppa delle Alpi” se celebró por primera vez en 1921, con un recorrido demoledor de 2.300 Km por los puertos de montaña. Desde 2019 este rallye ha sido recuperado en formato histórico con gran éxito.

 

Los mismos organizadores de las Mille Miglia de Brescia se encargan de la edición histórica de la Copa de los Alpes, que este año ha contado con 54 inscritos procedente de países de todo el mundo. Ahora tiene el formato de Rallye de Regularidad y turístico, con mil kilómetros de longitud recorridos en cuatro etapas. Durante esos cuatro días hay setenta tramos cronometrados, con sesenta y cinco controles secretos de media, más once controles horarios y cinco de paso.

La Copa de los Alpes visita Italia, Austria y Suiza

La salida tuvo lugar en Brescia, la cuna de las Mille Miglia, realizando un periplo rumbo norte, por carreteras alpinas, hasta Austria y Suiza. Pero la prueba comenzó con un pequeño bucle entorno a la ciudad, para enfilar al día siguiente la ruta hacia el lago de Garda y el Parque Natural de Adamello-Brenta (con 48 lagos más de origen glaciar). En esa jornada se cruzaron puertos como los Pasos de Tonale o Aprica, antes de llegar a Bornio, fin de etapa.

El recorrido se hizo más y más bonito, alternando valles con altas montañas en una sucesión de curvas sin fin. La tercera etapa llevaba hasta el Tirol, en Austria, tras cruzar el Paso Bernina y llegar a St.Moritz. La jornada final incluía el Paso Brenner, el valle de Pustertal –al pie de los Dolomitas- antes de cruzar la línea de meta en Brixen-Bressanone, donde terminaba la Copa de los Alpes de este año.

Ferrari, Porsche, Alfa Romeo, Lancia, Jaguar…

Entre los inscritos había coches de todas las épocas: primitivos FIAT 514 de 1930 y 1931 o Lancia Aprilia de 1937/39, junto a abundantes ejemplares de Ferrari, Jaguar, Austin-Healey, Alfa Romeo, Porsche, Mercedes… de los años ’50 y ’60. Los participantes tuvieron que enfrentarse a carreteras totalmente nevadas y cumplir con los controles de paso y con los tramos cronometrados de Regularidad.

Los ganadores fueron italianos y todos con vehículos de preguerra: Gianmario Fontanella y Anna Maria Covelli sobre un Lancia Aprilia de 1939, consiguieron la victoria, seguidos por Roberto Crugnola y Francesco Mosconi  en un Fiat 508 C de 1937; mientras Francesco y Giuseppe Di Pietra con un Fiat 508 C de 1938 fueron terceros.

 

Galería Copa de los Alpes 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.