Retomando el espíritu de los “Cruceros Citroën” de comienzos del pasado siglo, la marca francesa afronta una aventura de 40.000 Km por todo el continente americano a bordo de un Traction Avant 11B de 1956.

Recorrer desde Alaska a Usuhaia, en Tierra de Fuego, de una a otra punta del continente americano, atravesando catorce países y cubriendo 40.000 Km de norte a sur, y visitar –para sensibilizar de su difícil situación en el mundo moderno- a veintiuna etnias indígenas de Sudamérica en siete meses de viaje.

Ese es el reto que se ha propuesto Citroën para 2021, siguiendo la tradición de los famosos “Cruceros” Amarillo o Negro de comienzos del siglo XX. Expediciones impulsadas por el animoso creador de la marca, André Citroën, como medio de exploración del mundo y de acercamiento entre los pueblos.

Pero Citroën no lo hará con un coche de gama actual, sino con uno de sus más míticos modelos clásicos: el Traction Avant. Una unidad tipo 11B de 1956 ha sido especialmente preparada con colaboración y apoyo de “L’Aventure Citroën” (departamento histórico de la marca) y del viajero Robert Muller.

Se eligió este Citroën 11B Traction Avant “Grand Raid” por las cualidades de su preparación para los raids. Salido de la fábrica de Javel, en abril de 1956, esta unidad fue adquirida por Robert Muller en 2005. Como proveedor de recambios para coches de rally, Muller adaptó el coche para participar en grandes expediciones a lo largo de 15 años, con organizaciones como Tractions sans Frontières, Globe Drivers, Traction Euro-Travel y La Traction Universelle.

De 2006 a 2017 el coche recorrió el mundo visitando Australia, Marruecos, Rusia, Italia, el norte de Europa, Argentina, Malasia, Tailandia, los Andes, Cerdeña, Córcega, Grecia, Portugal y Sicilia. El coche se fue modificando año tras año gracias a la experiencia adquirida por todos los participantes en estos eventos. El resultado final se considera un gran logro en este campo. Desde estos viajes, el coche ha sido completamente revisado y su motor completamente reconstruido.

Esta expedición automovilística con carácter humanitario será liderada por Fanny Adam, una joven emprendedora, curiosa y decidida, doctorada en ciencias, concienciada de la difícil situación de la población indígena, y deseosa por conocer gente nueva al tiempo que disfruta de viajes insólitos.

Estará acompañada por dos “copilotos” sucesivas: primero Gaëlle Paillart, que se responsabilizará de la captura de imágenes. Gaëlle es una deportista a la que le apasiona viajar y que cuenta con un sólido conocimiento científico. El viaje deportivo se ha convertido en una forma de vida para ella. Y, a partir de Los Angeles, la reportera gráfica y documentalista Maéva Bardy le tomará el relevo hasta el final del trayecto.

Fanny Adam y su compañera se unirán al coche a principios de julio en el punto de salida en la Bahía Prudhoe, 70ºN. La primera etapa será en Norteamérica, de julio a septiembre de 2021. Las siguientes etapas, en Centroamérica y Sudamérica, se organizarán con el mismo espíritu, sin ser una carrera ni tener fecha de llegada. Centroamérica se cruzará entre enero y mayo de 2022 y Sudamérica entre octubre de 2022 y enero de 2023.

El equipo también será acompañado por otros Traction Avant y vehículos clásicos de los clubes de los países que vaya recorriendo. La ruta también podrá seguirse en tiempo real gracias al sistema de navegación de abordo.

Los aficionados podrán seguir el avance del coche en directo en un mapa a través de la señal por satélite y disfrutar de una experiencia inmersiva sin precedentes de la expedición mediante las imágenes, vídeos y relatos que se enviarán periódicamente a lo largo del recorrido y que se publicarán en: https://terramerica.fr/suivre-expedition-terramerica/