Citroën Dyane

Aunque algunos lo confunden con el Citroën 2 CV, el Dyane de 1967 era un coche completamente diferente, más grande y destinado a competir con el Renault 4. Sin embargo, en la práctica acabó sustituyéndolo por su mayor capacidad y versatilidad …y porque era “más coche” en una época en la que el público ya era más exigente con el confort.

La aparición en el mercado del Renault 4L fue como una losa para el 2 CV de Citroën, que perdía su hegemonía en el medio rural. El presidente de Citroën, Pierre Bercot, pidió a su departamento de diseño una evolución del 2 CV, más grande y moderno, capaz de rivalizar con su nuevo competidor de Renault. Como éste, debía tener portón trasero (cosa de la que carecía el 2 CV berlina), pero debía emplear un máximo de piezas y también la cadena de montaje de éste en la fábrica de Levallois.

Citroën Dyane

Además tenía que ser un proyecto de bajo coste y situarse por encima del 2 CV, pero a un precio inferior al R4 (con sólo dos Caballos Fiscales). Recién adquirida por Citroën, la marca Panhard abordó el que sería su último proyecto. Por eso adoptó uno de sus nombres registrados: Dyane (siempre con las letras D-N-Y-A en ellos, como Dyna, Dynavia…)

Diseñado por Panhard con nombre propio: Dyane

Louis Bionier y su equipo realizaron un trabajo que encantó a la cúpula directiva de Citroën. El nuevo Dyane parecía “más coche” que el 2 CV pero mantenía un aspecto rural, aunque más moderno, con los faros encastrados en las aletas delanteras, o la quinta puerta trasera, que permitía fácilmente una gran capacidad de carga.

Citroën Dyane

Del 2 CV conservaba la mayor parte de la mecánica (con el motor bóxer refrigerado por aire de 425 cc y 21 CV -pronto de 435 cc en el Dyane 4- y el cambio de cuatro marchas), la suspensión por barras de torsión, el techo de lona y un habitáculo espartano, con ventanillas correderas. Pero interiormente era más grande y también se le podía desmontar el asiento trasero para ampliar el maletero.

Furgoneta Dyane 400 en España

Como es lógico, también se fabricó una versión furgoneta del Dyane con una caja similar a la de su antecesor, el 2 CV. Fue denominada “Acadiane” en el mercado francés y “400” en el español. Porque la fábrica Citroën de Vigo comenzó a montarlos ya desde 1968. En España se vendió desde el principio el “Dyane 6”, equipado del motor más potente de 602 cc y 32 CV procedente del Citroën Ami.

Citroën Dyane

De la factoría de Vigo salieron más de 233.000 unidades hasta su cese de producción en 1983. Contando lo producido en Francia y en Irán, del Citroën Dyane se fabricaron más de 1.444.000 unidades. Aparte de los motores, hubo dos carrocerías ligeramente diferentes de la berlina (excluida la furgoneta), con cuatro o seis ventanillas laterales, igual que en el 2 CV. Los modelos franceses las introdujeron en 1969 y, los españoles, desde 1972.

Dyane 6, para gente encantadora…

La publicidad de la época lo vendía así: “Dyane 6, para gente encantadora”, como segundo vehículo familiar, más que de trabajo. Bastante económico, fue muy popular aunque no tanto como el 2 CV. Se fabricó en tres versiones mecánicas: con 425 cm3 y 21 CV de potencia (sólo hasta 1969), con 435 cm3 y 26 CV (Dyane 4) y 602 cm3 y 32 CV (Dyane 6).

Citroën Dyane

El famoso Citroën Mehari no deriva del 2 CV, como piensan muchos aficionados, sino del Dyane. El modelo “playero” contaba con una carrocería de material plástico que causó sensación desde su presentación y fue el coche de moda de toda una generación y hasta protagonista de muchas películas de cine, como la serie “El Gendarme de Saint Tropez” de Louis de Funes.

Citroën Dyane