Tras un año de inactividad a causa de la pandemia, ha vuelto “autoClássico Porto” a las instalaciones de Exponor, en la ciudad portuguesa de Oporto. Tradicionalmente la mayor cita ibérica de vehículos clásicos y de época, que celebraba su decimoctava edición. Más de trescientos vehículos formaron parte de la exposición, como siempre muy visitada por los aficionados portugueses y también por españoles.

 

Las restricciones de reunión debidas a la pandemia del Covid-19 obligaron a cancelar la edición de 2020, pero Eventos Motor volvió a la carga este año en un ambiente más propicio para celebrar su decimoctava edición de la feria portuguesa en la ciudad de Oporto. Ha sido la primera de vehículos clásicos que se ha celebrado en la Península Ibérica en condiciones favorables para recibir público y expositores como antaño.

Del 30 de octubre al 1 de noviembre, los pabellones de Exponor volvieron a llenarse de vehículos históricos para celebrar el “autoClássico Porto”. Se han recuperado el 80 por ciento de los expositores de la época “pre-pandemia” y el público portugués –gran aficionado- acudió en masa durante el fin de semana: hasta 30.000 espectadores ha comunicado el organizador.

Un reencuentro de los aficionados en Oporto

“AutoCássico Porto ha sido la primera gran oportunidad después de mucho tiempo en la que los aficionados han podido disfrutar contemplando los más de 300 vehículos de gran interés expuestos, además de la oportunidad de reencontrarse de nuevo con grandes amigos y amantes de los vehículos clásicos e históricos con los que comparten su pasión por el automóvil”, comentaba José Enrique Elvira, director general de Eventos Motor.

La feria portuguesa ocupaba 28.000 m2 de exposición y contaba con 250 stands con compra-venta de vehículos, recambios, accesorios, herramientas, ropa, automobilia… además de exposiciones monográficas como la que celebraba el 60 aniversario del mítico Jaguar E Type, hoy uno de los coches clásicos más míticos.

Concentraciones del Clubes

Este año se sumaban concentraciones de vehículos propiciadas por el Club Porsche de Portugal; y también la de clubs y propietarios de FIAT 127, un modelo muy popular en nuestro país vecino. El Museo de Caramulo realizó certificaciones de vehículos clásicos a través de su equipo de expertos, se instaló una gran pista de Slot y había vehículos militares para dar paseos por los alrededores, como actividades reseñables.

Novedad este año fue el Concurso de Elegancia, que reunió catorce vehículos de distintas épocas pero innegable valor, desde un BMW M1 a un Porsche 356 Speedster. El jurado decidió premiar como el modelo más antiguo al Singer Porlock Sport presentado por Horacio Telo da Fonseca; como el modelo mejor restaurado al Jaguar XK 120 FHC de Alfonso Amaral; el más fiel a su original fue el BMW M1 de Tiago Gomes. Repitieron premio los Singer Porlock Sport y Jaguar XK 120 FHC, que fueron galardonados también como el más elegante el primero; y el mejor del Show, el segundo. 

Una recuperación del sector

“AutoClássico Porto 2021 marca sin duda el inicio de la recuperación de las grandes citas del motor vintage en la Península Ibérica tras la pandemia, un evento que marca la senda de otras próximas citas como las de RetroClásica en Bilbao (12 al 14 de Noviembre) o Retromóvil en Madrid (26 al 28 de noviembre)”, comentó al cierre de esta edición José Enrique Elvira, director general de Eventos Motor, empresa española organizadora del Salón.

Galería autoClássico Porto 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.