Aunque la “estrella” de la marca española AUTHI fue el Mini, su primer automóvil fabricado en Pamplona fue el Austin/Morris “ADO 16” y su variante de lujo, el MG. Este pequeño coche familiar de cinco plazas y tracción delantera se produjo entre 1967 y 1976. Fabricado bajo licencia de British Leyland con cilindradas de 1.100 y 1.300 cc, siempre resultó algo caro para el mercado español.

 

AUTHI (Automóviles de Turismo Hispano Ingleses) se fundó en 1963 y fabricó automóviles en su factoría de Landaben, en Pamplona, desde 1967 hasta su desaparición en 1976. Durante más de una década produjo bajo licencia para España modelos de la British Motor Corporation (más tarde British Leyland), que fue haciéndose con el accionariado de la empresa hasta controlarlo a partir de 1969. Sin embargo, la crisis de la automoción británica acabó hundiendo la empresa. En 1976, el Instituto Nacional de Industria cedió la fábrica a SEAT y, actualmente, es una de las principales de Volkswagen en Europa.

El Morris 1100 fue el primer AUTHI español

Durante la segunda mitad de los años ’60, AUTHI produjo básicamente dos modelos de vehículos: el Mini y el Austin/Morris. Ambos compartían mecánica (los motores transversales Tipo A de “tres apoyos” con el cambio situado en el cárter) y tracción delantera. Incluso otros avances tecnológicos propios, como la suspensión “Hydrolastic” auto-regulable. Pero el Austin/Morris (el mismo modelo “ADO 16” de BMC comercializado bajo distintas marcas) era un “familiar” de cuatro puertas, más grande que el Mini.

AUTHI denominó a su primer modelo español a la venta como “Morris 1100”, en referencia a la cilindrada de su motor. Producido en Pamplona desde enero de 1967, ya correspondía a la versión británica Mk2, aparecida ese mismo año. Aunque tenía 48 CV de potencia, sólo pesaba 810 Kg. Entonces se consideraba un familiar “para cinco plazas”, pero apenas medía 3,75 metros de largo, 1,53 de ancho y era muy bajo: sólo 1,34. Aunque pudiera parecer que disponía de portón trasero, sólo tenía cuatro puertas, con un maletero no demasiado espacioso.

AUTHI empleaba suspensión Hydrolastic sin muelles

A diferencia de sus competidores, ofrecía la exclusiva suspensión “Hydrolastic”, en la que cuatro esferas interconectadas, con gas y líquido dentro separados por una membrana, se encargaban de igualar la altura de la carrocería al suelo. No había muelles ni amortiguadores, de modo que –mientras no había fugas- aportaba un confort poco común. Con unos desarrollos más largos que el Mini, conseguía llanear a 80 Km/h y alcanzar los 120. A todas luces insuficientes para largos viajes ya en esa época. Además sus frenos (discos más tambores) sin servoasistencia tampoco fueron muy alabados por la prensa. Por 125.000 pts se podía comprar un coche de categoría superior.

Para paliar el problema de la potencia, AUTHI lanzó el Morris 1300 en octubre de 1967. Bajo su capó estaba el motor del Mini 1275: un 1.300 con un gran carburador HS4 y 57 CV de potencia, con unas relaciones de cambio aún más largas (aunque la primera no estaba sincronizada). Más elástico y potente, permitía una conducción más tranquila en carretera y podía alcanzar los 134 Km/h de punta. Aunque los consumos rondaban los 12 litros de gasolina a los 100 Km en ciudad y los 9 en carretera.

Los Morris compartían equipo con los Mini

Los AUTHI Morris 1300, aun contando con la “Hydrolastic”, nunca tuvieron una estabilidad ni una frenada espectaculares, en parte debido a las pequeñas ruedas de sólo 12” (igual que el 600), que tampoco admitían frenos de mucho tamaño en su interior. Los habitáculos compartían asientos de skay con los Mini y eran bastante espartanos, como todos los vehículos ingleses coetáneos. Algo que encajaba mal con su alto precio de 128.500 pts.

AUTHI añadió a la gama una versión de lujo (que no deportiva) bajo las siglas MG. Los MG 1100 y MG 1300 se diferenciaban por una calandra delantera diferente, con lamas verticales. Y también por sus asientos tapizados en cuero, salpicadero de madera, gruesas moquetas y otros complementos adicionales. Con 64 CV de potencia, el MG 1300 fue la variante más potente salida de Landaben gracias a su doble carburador SU (el mismo del Mini-Cooper), que elevaba su velocidad máxima hasta casi 150 Km/h y permitía pasar de 0 a 100 en 21 segundos.

Morris Traveller y Austin de Lux

Entre 1968 y 1970 se fabricó en pequeño volumen la versión “Traveller” -similar a la del Mini- con una trasera diferente acristalada tipo “break” y portón (sólo dos puertas laterales). Se produjeron menos de 9.400 unidades en tres años, tanto con motor 1.100 como 1.300 cc. Un postrer “Austin de Lux” fue mantenido en los años ’70 equipado del pequeño motor de 998 cc. El nuevo modelo familiar de AUTHI, denominado Austin Victoria, reemplazó al antiguo “ADO 16” a partir de 1970.

 

Galería AUTHI Morris/MG 1100/1300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.