Little Car Company, Aston Martin y EON Productions han colaborado para crear la edición especial del Aston Martin DB5 “Junior” de la última película de James Bond “No Time To Die”. Un cochecito eléctrico a escala 2/3 del natural, pero dotado de todos los “gadgets” que aparecen en el film.

El Nuevo Aston Martin DB5 “Junior” de “No Time To Die” es un objeto de colección –e inversión- destinado a los más aficionados al agente 007. Sólo se fabricarán 125 unidades a un precio escandaloso, pero sin duda se venderán inmediatamente. Está basado –aunque descapotable- en el DB5 que protagoniza la 25ª y última entrega de la saga Bond, estrenada el mes de septiembre de 2021.

Un DB5 en miniatura con todos los “gadgets” de 007 

Little Car Company ha realizado una reducción exacta del original, propulsándola con un motor eléctrico. Pero lo principal, aparte de las perfectas proporciones, son los detalles y las funcionalidades ofensivo-defensivas creadas por “Q”.  Chris Corbould, especialista en efectos especiales, galardonado con un Oscar y presente en quince de las películas de 007, fue reclutado como asesor para fabricar este Aston Martin DB5 Junior.

En la puerta del acompañante hay una consola con interruptores que actúan de verdad. Por ejemplo, los faros basculan y dejan paso a ametralladores Gatling que giran, se iluminan y suenan como las auténticas. También tiene un “skid mode” y unas matrículas digitales que cambian su numeración. Y del parachoques trasero sale una densa cortina de humo (gracias a un líquido que dura una hora).

Proporciones exactas, obtenidas en 3D

El Aston Martin DB5 original fue escaneado en 3D para garantizar su perfecta reducción a escala. En el salpicadero, se han reproducido los relojes Smiths, aunque algunos se han transformado. Por ejemplo, el indicador de gasolina se ha sustituido por un voltímetro para la batería, ya que se trata de un coche eléctrico. Y el volante es desmontable para poder acceder a su interior más fácilmente.

El DB5 Junior de No Time To Die permite que un adulto y un niño monten en su interior. Por eso se ha tenido que hacer descapotable y no coupé, como en la película. Dispone de varios modos de conducción que le permiten superar los 120 Km de autonomía. Aunque el coche no es matriculable en Europa y no puede rodar por carreteras abiertas.

Eléctrico, pero con componentes de calidad

En Little Car Company no han escatimado en gastos: dispone de discos de freno Brembo con sistema de regeneración de energía y de muelles y amortiguadores Bilstein, que proporcionan un magnífico comportamiento a esta pequeña maravilla… Y a sus ocupantes, la posibilidad de escapar de cualquier peligro, como el propio James Bond!

El DB5 Junior es un auténtico Aston Martin y, sus afortunados propietarios (seleccionados entre los cientos que lo soliciten), tras abonar 90.000 libras esterlinas más impuestos, se convertirán en miembros del Aston Martin Owners Club, así como del Little Car Club, teniendo acceso a eventos exclusivos y a llevar a sus hijos o nietos  a “track-days” en circuito. Más información en su web: www.007junior.com.

Galería Aston Martin DB5 Junior 007

Comments (01)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.