Producido entre 1951 y 1953, el Jaguar C Type fue el primer coche de carreras de la marca británica que venció en dos ocasiones las 24 Horas de Le Mans.

Jaguar celebra este año el 70 Aniversario de uno de sus modelos más emblemáticos -el C Type- que abrió el palmarés de grandes éxitos internacionales de la marca de Coventry. La entonces joven firma británica ya había iniciado su carrera deportiva al terminar la II Guerra Mundial con su “roadster” XK120. Pero el Tipo “C” fue su primer Sport-Prototipo diseñado específicamente para competiciones de Resistencia. Creado por su ingeniero-jefe, Malcolm Sayer, incluía innovaciones heredadas de la aeronáutica, como su carrocería aerodinámica o su peso ligero. En 1951 el Jaguar C Type ganó al primer intento las 24 Horas de Le Mans, la prueba más importante –ayer y hoy- para cualquier fabricante de automóviles. Y volvió a repetir triunfo dos años después, frente a rivales de la altura de Ferrari, Alfa Romeo, Lancia o Talbot. 

Parte de su éxito se debió a sus revolucionarios frenos de disco, desarrollados conjuntamente con Dunlop, que eclipsarían a los de tambor, empleados por las demás marcas. En manos de pilotos como Stirling Moss, el Jaguar C Type era temible en cualquier circuito.

La segunda victoria de Jaguar en las 24 Horas de Le Mans de 1953 fue fruto tanto de la magnífica organización del equipo como de la eficacia de los frenos de disco. Ese mismo año, la firma británica acabó segunda en el nuevo Campeonato del Mundo de Marcas de la FIA.

Jaguar comercializó el C Type entre sus clientes deportivos. Se vencieron nada menos que cuarenta y tres unidades, aunque en especificaciones menos extremas que las del equipo oficial: con frenos de tambor y sólo 200 CV de potencia en el motor, alimentado con carburadores SU.

Para celebrar el 70 Aniversario del modelo, la división Jaguar Classic refabricará ocho unidades “Continuación”. Todas seguirán las especificaciones del modelo del equipo oficial que ganó Le Mans en 1953, incluido el motor de seis cilindros en línea de 3,4 litros y carburador Weber 40DCO3 triple, que elevaba la potencia hasta los 220 CV. Y también llevará su “arma secreta”: los innovadores frenos de disco Dunlop.

Los ingenieros de Jaguar Classic han tomado como punto de partida la experiencia obtenida en programas anteriores de refabricación de los modelos E Type Lightweight, XKSS y D Type. Se han consultado los archivos de Jaguar, pero también se han cotejado datos escaneados de un C Type original, además de utilizar la última tecnología de diseño asistido por ordenador para crear el modelo de nueva producción lo más auténtico posible.

Jaguar Classic garantiza la precisión de las especificaciones genuinas de 1953 gracias al acceso exclusivo a los historiales y bocetos de ingeniería originales de la empresa creados por el equipo de desarrollo del C Type, que incluía al propio Malcolm Sayer, al Director de Competición Lofty England y a los ingenieros William Heynes, Bob Knight y Norman Dewis.

Los datos CAD de ingeniería se aprovechan aún más con un configurador en línea que se ha diseñado especialmente para que Jaguar Classic pueda ofrecer por primera vez a los clientes la oportunidad de visualizar de forma virtual su C Type. La nueva herramienta “www.classicvisualiser.jaguar.com” permite a los usuarios comparar colores y revestimientos, que pueden elegir entre doce tonos básicos para el exterior y ocho para el interior. También es posible incluir opciones como círculos blancos de competición, la insignia en el volante y el logo sobre el capó.

Las opciones para los potenciales clientes deportivos se complementan con un arco antivuelco o un cinturón de arnés aprobado por la FIA. Estos auténticos Jaguar C Type de nueva producción no solo servirán para presumir, sino que también pueden utilizarse para carreras históricas, pruebas de carretera cerradas al tráfico y circuitos.